12.2.13

¿Que pueden hacer los niños en Londres?


Visitar el Museo de Historia Natural, ubicado en un precioso edificio construido en el año 1873 (de verdad parece que Harry Potter va a aparecer volando de un momento a otro).
Alberga una colección compuesta por más de 70 millones de especímenes y objetos del mundo natural. Justo en la entrada el esqueleto de un diplodocus y un mastodonte nos dan la bienvenida.


No os podéis perder la zona destinada a dinosaurios y la llamada The Power Within en la cual los niños podrán probar por sí mismos como un volcán entra en erupción, entre otras cosas. Está situado en la South Kensington, horario de 10:00 a 17:50h. Entrada gratuita. Página oficial aquí.

Entrar en el Museo de la Ciencia. Está situado al lado del Museo de Historia Natural y en este caso los más pequeños interactuarán con la ciencia, verán un telescopio de Galileo o el primer teléfono creado por Alexander Graham Bell. La entrada es gratuita y está situado en Exhitition Road, South Kensington. Más información aquí.

Subir al London Eye. ¿A qué niño no le emociona subir a una gran noria de 135 metros de altura? Inaugurada en el año 2000 fue la más alta del mundo hasta el año 2006. Tiene 32 cabinas con capacidad para 25 personas. Pero lo mejor son las vistas, que gustan a niños y mayores. Os recomendamos subir al atardecer.


El horario es de octubre a marzo de 10.00 a 20:30h, de abril a junio de 10:00 a 21:00 (viernes y sábados hasta las 21:30), julio y agosto de 10:00 a 21:30h. La entrada cuesta 21,50 libras para adultos y 15,50 libras para los niños de 4 a 15 años. Los menores de 4 años no pagan. Pero hay muchas opciones de descuento que luego os contaremos.
Si vais en una época con mucho turismo aconsejamos sacar las entradas por internet, así evitareis las largas colas (página aquí).  

Ver el London Aquarium: Situado al lado del London Eye, el acuario de Londres cuenta con tres plantas en las que se distribuyen 500 especies de animales marinos, ente ellas 40 tiburones. El horario es de 10:00 a 18:00 de lunes a jueves, y hasta las 19:00 viernes y sábado. Si compráis las entradas en su página web obtendréis hasta un 15% de descuento. Más información aquí.

Paseo en barco por el río Támesis. Después de hacer alguna visita cultural y caminar más de la cuenta, subir en un barco se convierte en un motivo de relajación. Lo mejor es hacer uso del servicio “River Bus” es más económico, pero tenéis que saber que hay infinidad de opciones a elegir. Algunos incluyen hasta cena a bordo. Recomendamos hacer el trayecto entre London Eye y Tower Bridge y una vez allí visitar el puente y la torre. Página web aquí.

Inicio del trayecto del River Bus

Torre de Londres. Custodiada por los Yeoman Warders o Beefeaters, la Tower Hill fue fortaleza, residencia real, tesoro, casa de la moneda y prisión. Los niños sentirán que están en un gran castillo recorriendo sus murallas y torres.



Será divertido ver quien encuentra primero a los habitantes más antiguos de la torre, los cuervos. Según la leyenda, si los cuervos desaparecen, la torre se desplomaría. El precio de la entrada es de 24,50 libras para adultos, niños a partir de 5 años 11 libras, y los menores de 5 años tienen entrada gratuita. Más información aquí.



Pasear por St James Park. Después de ver el Buckingham  Palace y su protocolario cambio de guardia, lo mejor es disfrutar del parque St James. Su extensión es de 23 hectáreas. Posee un lago artificial poblado de aves y está rodeado de flores y cipreses (Más información aquí).


Visitar la tienda de Juguetes Hamley. Los niños podrán disfrutar en esta tienda que cuenta con 7 plantas y más de 50.000 juguetes. Dicen que es la tienda de juguetes más antigua del mundo. Está situada en Regent Street y su horario es de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 y los domingos de 12:00 a 18:00.


Comer en  Rainforest Café: Lo que parece ser una gran tienda de peluches esconde en su sótano una jungla en la que los niños podrán comer rodeados de plantas y animales mientras escuchan el sonido propio de la selva. Situada en Shaftesbury Avenue.


Jugar en Legoland Windsor: Si  vuestros hijos son fanáticos de Lego esta es una visita obligada en Londres. La decoración y la mayoría de las atracciones están hechas con piezas de Lego. Cuenta con actuaciones en directo y como no podía ser de otra manera, los niños podrán hacer sus propias construcciones. El precio es de 50€ para adultos y 44,50€ para los niños de 3 a 15 años. Los menores de 3 años tienen la entrada gratuita. Está situado en Winkfield Road, Windsor, Berkshire. Los meses de diciembre, enero y febrero el parque está cerrado. Más información aquí.

Entrar en la tienda Emanems: Realmente os sorprenderá a todos. No hace falta ser un niño para sentirse atraído por el olor a chocolate. El colorido del interior hace que entres en la tienda sin darte cuenta y no me digas como, sales con algún producto de la marca Emanems. Venden de todo, y todo es bonito, y todo huele bien. Está situada en Swiss Court, 1 Leicester Square.



Subir en el típico autobús Londinense. Montar en un autobús rojo de dos pisos y subir por esa empinada escalera mientras el conductor dobla una curva es una atracción en sí. Ningún niño se puede ir de Londres sin haberse sentado en su parte alta. Además, si conseguís sitio en la primera fila será igual que estar en un bus turístico.





CONSEJOS
Preparar el viaje a Londres es más fácil de lo que parece. Hay multitud de compañías aéreas de bajo coste que van directamente a esta ciudad. A nuestro parecer, lo que tenéis que pensar bien es en qué zona os vais a alojar. Recomendamos que el hotel sea lo más céntrico posible. Tenéis que tener en cuenta que el transporte urbano de Londres es caro y si viajáis con niños lo normal es que a medio día necesiten descansar. Así, con un hotel céntrico podéis ir y venir a la habitación sin necesidad de gastar ni un euro. Al final compensa.En nuestro caso nos alojamos en el Hotel Park PlazaCounty Hall, a escasos 200 metros del Puente de Westminster y a un paso del London Eye. Lo mejor era disfrutar de un paseo nocturno.






La clave para que un niño se divierta viendo Londres es alternar visita cultural con visita infantil. Por ejemplo:

Ruta por Coven Garden-Barrio Chino-Picadilly Circus y alrededores. Cerca de estos puntos se encuentran la tienda de juguetes Hamley, la tienda de Emanems y el restaurante Rainforest Café.




Ruta por Trafalgar Square - Buckingham Palace - St Jame's Palace y alrededores. Después de caminar por la preciosa Traflagar Square y ver el cambio de guardia de Buchkingham Palace, lo mejor es que los niños disfruten del parque St James’s dando de comer a patos, ardillas y pelícanos.


Ruta por Catedral de Westminster - Big Ben - Palacios del Parlamento – Puente de Westminster – Iglesia de St. Margarita  y alrededores. Aquí los más pequeños podrán disfrutar subiendo en el London Eye o entrando al Acuario. Otra opción es coger un River Bus y descansar mientras el barco navega por el Támesis. Este trayecto termina en la Torre de Londres y una vez allí podéis visitar esa zona.  


Estas rutas son una pista para poder organizar el viaje y esperamos que os sirvan de ayuda. Lo mejor es que cada uno diseñe un recorrido acorde a sus necesidades.

POST RELACIONADOS: 15 cosas que ver y hacer en Londres.


Gracias por visitar Trotajoches!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!