1.4.16

Tres poderosas razones para viajar con niños

Somos padres, y ahora….¿que hacemos con nuestras vacaciones? ¿Nos vamos solos, o planificamos vacaciones familiares? 



La mayoría de los padres deciden disfrutar de unas vacaciones en pareja para desconectar del ritmo cotidiano que impone tener una familia. Ya es demasiado complicado compaginar trabajo y familia, así que es comprensible que uno quiera paz y tranquilidad, desayunar sin levantarse ni una sola vez de la mesa, visitar museos en plan calmado, no estar pendiente de pañales, potitos, rabietas…. Hemos de reconocer que a nosotros también nos ha tentado esta opción… ¿A quién no? Pero decidimos viajar con nuestro hijo, y es algo que recomendamos a todos los padres. ¿Por qué? Os vamos a dar tres razones tan poderosas que hará cambiar vuestra manera de pensar...…o al menos eso pretendemos.



1- LOS NIÑOS QUE VIAJAN APRENDEN SOLOS A SER TOLERANTES

Viajar es mucho más que ver un monumento y fotografiarse delante de él para dejar constancia de que nosotros hemos estado allí. Viajar es conocer otras culturas, vivir por unos días en condiciones climáticas distintas a las de tu lugar de origen, disfrutar de otras tradiciones….Ahora imaginaros a un niño que haya vivido estas experiencias, imaginaros a un niño que sabe de primera mano que hay otros países con otras culturas y que se lo ha pasado en grande descubriendo mil maneras de vivir. Imaginaros a un niño que desde pequeño sabe que hay que respetar el entorno, que de nosotros depende que un monumento o un Parque Nacional se conserve y perdure en el  tiempo. Si vuestros hijos viajan y descubren mundo aprenderán por sí solos a cuidar el medio ambiente y a respetar otras culturas. 


Disfrutando en Islandia

2 LOS NIÑOS QUE VIAJAN SABEN DESENVOLVERSE MEJOR

Vamos de vacaciones, reservamos vuelos, hoteles y buscamos información sobre el lugar de destino por la red. Iniciamos el viaje. En numerosas ocasiones tendremos que ir en avión, luego alquilar coche o contactar con el agente en el aeropuerto, de vez en cuando cambiar moneda, buscar la oficina de turismo, coger un mapa, preguntar por el transporte público….y mientras tanto vuestros hijos observando, atentos a todo lo que hacéis. ¿Qué pasará el día que tengan que viajar por motivos laborales? ¿O el día que decidan emprender sus vacaciones con amigos?  Estamos seguros que ya sabéis la respuesta. Nuestro hijo con siete años sabe que hay que hacer en un aeropuerto: facturar, pasar el filtro y buscar la puerta de embarque. Es solo un ejemplo.


En el metro de Londres

3 LOS NIÑOS QUE VIAJAN APRENDEN A DISFRUTAR EN FAMILIA

Las anécdotas vividas en los viajes son retazos de la vida familiar y componen el puzzle de los buenos recuerdos. No pueden quedarse al margen. ¿Qué pasará cuando enseñéis las fotografías de vuestros viajes y ellos no estén incluidos en esas historias? Los hijos quieren formar parte de nuestras aventuras y querrán contar su visión del viaje a los abuelos, tíos, primos y amigos. Os podemos asegurar que los padres también disfrutarán viendo como sus hijos descubren el mundo. Su mente está en blanco, ellos no saben que existen tantos monumentos, de tal magnitud, que la naturaleza esconde paisajes de ensueño. 


Fotografiando Roma
Ver como abren los ojos y la mente es una de las razones más poderosas para viajar con vuestros hijos. Ser testigos de estos momentos es un privilegio que los padres no deben desaprovechar.

Gracias por visitar Trotajoches !!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!