12.3.18

Qué ver en Cascais, un destino perfecto para ir con niños.

A tan solo 30km de Lisboa y 17km de Sintra se encuentra esta villa marinera que fue elegida por la familia real portuguesa para pasar sus vacaciones en los últimos años del siglo XIX. Este hecho atrajo a multitud de nobles, aristócratas y artistas que decidieron imitar tal acción y construyeron aquí sus palacetes vacacionales.



Valga decir que quedamos encantados nada más poner un pie en el paseo marítimo. Pero hemos de reconocer que no somos objetivos. Nos gusta la tranquilidad, poder pasear por amplias zonas peatonales junto al mar, disfrutar de casas con encanto y sobre todo de la amabilidad de las personas. Y eso fue lo que encontramos en Cascais. 


✓ Sin más demora os contamos qué ver en Cascais y cómo fue nuestra visita.


Nos levantamos pronto, esa mañana llovía y la niebla envolvía el Palacio da Pena en una nube perpetua que hacía imposible su visión. Así que decidimos ir a Cascais.

En apenas 15 minutos estábamos allí, y eso que fuimos despacio. Aparcamos el coche en zona azul cerca de la ciudadela y nos dirigimos al mejor punto de partida para recorrer el centro histórico de la villa, la plaza del Ayuntamiento.

La Plaza del Ayuntamiento (plaza 5 de octubre) tiene su mirada orientada al mar, tal y como debe ser en un pueblo marinero.  Allí podemos admirar la estatua de Don Pedro I y varios edificios emblemáticos. 


Plaza del Ayuntamiento, que ver en Cascais
En uno de ellos está ubicada la oficina de turismo, el que tiene los llamativos azulejos y las banderas ondeando con el viento (en su interior también se encuentra el museo de la Vila). Al entrar me recibió un amable empleado que con una amplia sonrisa trazó sobre el mapa una ruta para visitar los puntos más importantes de Cascais.

Oficina de Turismo en Cascais

Siguiendo las indicaciones de nuestro guía turístico nos dirigimos hacia las callejuelas que parten de la plaza del Ayuntamiento. Todas están llenas de restaurantes, cafeterías y pequeñas tiendas que llaman nuestra atención. Y tal fue la llamada que entramos en un local a tomar un café y un "pastel do nata", pero que bueno está!!!

Pastel do nata en Cascais. 

Quizá el punto más turístico lo encontramos en Largo Luís Camoes. Esta pequeña plaza concentra en su interior un buen número de terrazas que hacen que, para mi gusto, desvirtúe su encanto, pero engrandezca el aspecto culinario de los visitantes.


Tras volver a pasar por la Plaza del Ayuntamiento nos dirigimos a Praia Ribeira, una de las muchas playas que adornan la costa de esta localidad. 


Playa Ribeira, que ver en Cascais

Cómo era febrero los bañistas brillaban por su ausencia, pero nos deleitamos viendo un partido de vóley playa y a unos grandes artistas esculpiendo figuras con la arena, un arte efímero que siempre llama nuestra atención.


Continuamos por la Av. D. Carlos I, un bonito paseo marítimo que nos deja constancia de esa actividad marinera que a día de hoy continúa siendo la protagonista de Cascais.



Bordeando la costa también podemos admirar las villas y palacetes que hacen alusión a ese esplendor pasado, no se nos puede olvidar que Don Juan de Borbon pasó sus años de exilio en la vecina Estoril.

En pocos minutos llegamos hasta la estatua en homenaje al Rey Don Carlos I, vestido de marino y con prismáticos como si estuviera siempre vigilando su territorio.


Junto a la estatua se encuentra situada la Fortaleza o Ciudadela, un fuerte del S.XVI que ha pasado por diferentes funciones a lo largo de su vida. Actualmente se puede visitar el interior e incluso alojarse aquí, en un hotel de lujo.


Fortaleza en Cascais

Para ir con niños lo mejor es pasear alrededor de la Fortaleza, siguiendo el paseo Doña Maria Pia que bordea las majestuosas murallas y nos lleva directamente hasta el Puerto Deportivo


Paseo Doña  María Pia, Cascais con niños. 

Y en ese puerto es donde se ve que todavía sigue existiendo lujo en Cascais. Todo rezuma glamour, los yates, las tiendas, los restaurantes y el hotel que mencionamos anteriormente. 

Ciudadela y Puerto Deportivo en Cascais

Pero no dejamos embelesarnos por tanta explosión de riqueza, ya que nuestra siguiente parada está muy cerca. Es el bonito faro de Santa Marta. En  el año 2007 fue restaurado para convertir parte de su interior en un museo (entrada 4€).


Faro Santa Marta, qué ver en Cascais
Junto al faro podemos ver numerosos palacios rodeados de zonas verdes, rocas, puentes y acantilados. Es una zona muy bonita para pasear tranquilamente.


Uno de esos palacios se ha convertido en el Museo de los Condes de Castro Guimaraes. Nosotros no entramos, simplemente nos quedamos admirando el bonito edificio. Se trata de un castillo de falso estilo gótico construido en 1902. 



Este edificio se encuentra dentro del Parque Marechal Carmona, unos bonitos jardines que cuentan con un estanque, patos y numerosos animales habitando libremente. De hecho nada más entrar, un montón de gallinas vinieron a recibirnos. Sin duda un lugar imprescindible para visitar con niños.  
Museo de los Condes de Guimaraes, Cascais

La visita ya estaba llegando a su fin. Pero todavía nos queda un último lugar por ver, la Boca del Infierno. Son un conjunto de cavidades que han sido esculpidas por los golpes que producen las olas del mar. 


Boca del Infierno, qué ver en Cascais

Y como pasa en todos estos lugares, leyendas y misterios rodean la zona. Se dice que los días de fuerte marejada se puede escuchar al demonio enfurecido, y que el mismo Aleister fingió su muerte en este lugar.



La zona está muy bien acondicionada, senderos asfaltados que se abren paso a través de las rocas y barandillas que protegen a los turistas y permiten apreciar la belleza de la costa. 




La Boca del Infierno se encuentra a 2km al norte de Cascais. Nosotros fuimos en coche y aparcamos en un pequeño parking habilitado para tal efecto. Pero si el día está claro podéis ir caminando por el paseo que bordea la costa o alquilar bicicletas.   




✓ CASCAIS, UN DESTINO PERFECTO PARA IR CON NIÑOS.


Después de visitar Cascais nos quedó clara una cosa, este es un lugar ideal para disfrutar en familia. 
  • En esta la localidad se pueden encontrar varios hoteles destinados al turismo familiar. 
  • El paseo marítimo de  Cascais  está perfectamente acondicionado para ir con sillas de bebé y niños de todas las edades. 
  • Otro punto importante son las playas,  que hacen de este lugar el mejor destino costero cerca de Lisboa. Para ir con niños recomendamos ir a la Paria da Duquesa o Praia do Tamariz.
  • Y para completar la estancia los niños pueden disfrutar en los parques. En este post hemos hecho alusión al Parque Marechal Carmona, pero hay otro más llamado Parque Urbano da Ribeira dos Mochos con amplias zonas de juegos para los niños. 
Fue una lástima que nuestro día fuera gris y lluvioso. Esta localidad con sol tiene que ser una maravilla. Os dejo una fotografía de la web Travel in Portugal donde se aprecia mejor el estado de Cascais en verano.

Praia da Duquesa. Imagen propiedad de Travel in Portugal. 

✓ RECORRIDO DE NUESTRA VISITA.

Mapa de nuestra ruta en Cascais
---------------------------

 Si te has quedado con ganas de más, puedes leer nuestro post "Quinta da Regaleira, un jardín encantado para disfrutar con niños".

¿Tenéis alguna pregunta? ¿Queréis que os ayudemos a organizar vuestro viaje? Escribe y te contestaremos enseguida. 



Gracias por visitar Trotajoches !!!!!

14 comentarios:

  1. Nosotros cuando estuvimos era justo después de reyes, y tenía un aspecto todo muy triste. Nos faltó tiempo para ir a la Boca del Infierno. Tomo nota para la próxima que intentaré que sea con el buen tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando fuimos nosotros tampoco había gente y fíjate que día, lloviendo. Pero nos encantó. De todas formas somos un poco raros, porque nos gusta mucho los lugares tranquilos y con poca gente. Quizá por eso nos gustó tanto :)

      Eliminar
  2. Muy buen artículo Alicia. Nosotros estuvimos 10 días por el Alentejo portugués y veo que voy a tener que volver a Portugal para ver todas estas joyas que nos estás mostrando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no conozco el Alentejo portugués, así que yo también tengo que volver ;)

      Eliminar
  3. Raquel (peques a bordo)marzo 13, 2018

    Eres mi referente para viajar a Portugal. Te tengo fichada;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja y yo que me alegro ;) Gracias Raquel!!

      Eliminar
  4. Super post!, tenemos muchas ganas de hacernos un roadtrip por Portugal. NO conocemos nada y ahora después de leeros me entraron más ganas. Sigo siendo muy fan de ese peque-fotográfo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que te hago de guía turístico y mi peque sería el fotógrafo oficial ;) jajaja

      Eliminar
  5. Muy bueno como siempre, amiga. Aunque no somos muy antes de la playa, seguro que este pueblo bien merece la pena una visita por sus palacios y esculturas. No tardaremos en hacerte caso y visitar Portugal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa!!! Nosotros tampoco somos de playa,pero nos gusta mucho pasear junto al mar y aquí es posible disfrutar de la brisa marina mientras los bebés van tranquilos en su carrito.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho Alicia!! Tiene una pinta estupenda y debe ser una maravilla, como tú dices, con buen tiempo. He oído hablar de Cascais pero no sabía que tenía tantas cosas....me lo apunto, porque tendremos que volver a Portugar a ver todos estos lugares tan bonitos que nos estas enseñando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta!!! A nosotros nos sorprendió mucho la verdad, con la Fortaleza y esos palacios. Fue una pena el tiempo...pero bueno, es lo que tiene viajar en febrero ;)
      Un beso!

      Eliminar
  7. Todo lo que has contado de Cascais me ha gustado para hacer con los niños, ir a la playa, el paseo marítimo para ir en bici, visitar el faro, las gallinas��. ¡Tengo que ir a conocerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gallinas fue lo más divertido de verdad, jajajaja. Cascais es un lugar muy agradable para ir con los niños, y lo mejor es que todo está muy bien acondicionado. Me alegro mucho que te haya gustado.
      Un abrazo,

      Eliminar