2.4.18

Qué ver en Óbdidos, una joya medieval para descubrir en familia.

El término Óbidos viene del latín "Oppidium" que significa "ciudad amurallada", así que atendiendo a esta terminología era de esperar que nos encontraríamos una villa medieval envuelta en muros y dominada por un castillo
Pero hay más, por aquí han pasado romanos, visigodos y árabes dejando para nuestro disfrute restos de su estancia por estas tierras. 





Hasta que en el año 1.210 D. Alfonso II dona la villa a la reina D.Urraca, lo cual creó tendencia y los demás monarcas venideros imitaron tal acción regalando a sus esposas esta localidad. Así Óbidos es conocida como "A Vila das Rainhas", la villa de las reinas. 


Qué ver en Óbidos

Cabe decir que la expectación por visitar Óbidos era máxima y no nos defraudó. Ni siquiera las hordas de turistas que inundan las calles en las horas centrales del día consiguieron ensombrecer la belleza del lugar. Comenzamos la visita.



📌QUÉ VER EN ÓBIDOS




✓ PORTA DA VILA              


Haremos nuestra entrada por la Porta da Vila, la  puerta principal y por la cual se accedía durante la Edad Media. 
Pero antes de proseguir la visita nos paramos unos instantes para observar a a los vecinos de Óbidos hablando de sus cosas, ajenos a los miles y miles de turistas que venimos hasta aquí. 


Tras atravesar el primer arco de la Puerta da Vila nos encontramos con un interior revestido de azulejos (S.XVII) y un balcón tras el cual se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de la Piedad (patrona de Óbidos).

Azulejos de la Porta da Vila, Óbidos

Esta magnífica puerta es de doble acceso, así que tendremos que pasar bajo otro arco para adentrarnos en el recinto amurallado. 



✓ RUA DEREITA


Nada más atravesar la puerta mencionada anteriormente, la bonita calle principal que atraviesa la villa se presentará ante vosotros. Fachadas blancas con tonos azules y amarillos que contrastan a la perfección con las calles empedradas. Una maravilla. 


Rua Dereita, qué ver en Óbidos

Aunque para nuestro gusto hay demasiados comercios que desvirtúan su singularidad y belleza. Aún así hay que ser fuertes, intentar no sucumbir a la tentación y observar los pequeños detalles que hay en esta calle, y ya os adelantamos que son muchos.



De la Rua Dereita parten numerosas callecitas que nos conducen hacia las murallas por un lado, y hacía el resto de la villa por otro.



Su fin se encuentra en un bonito cruce de caminos tras el cual continua la calle “Largo de São Tiago do Castelo” que nos llevará hasta el Castillo. 



✓ IGLESIA DE SANTA MARÍA


Según caminamos por Rua Dereita encontramos una pequeña plaza (Plaza de Santa María) en la que se sitúa la Iglesia de Santa María, parroquia principal de Óbidos. Y no creáis, que tiene su historia ya que aquí, en el año 1444, el Rey Alfonso V contrajo matrimonio con Isabel cuando ambos contaban con edad de 10 y 8 años respectivamente.



La Iglesia data del SXII, pero poco queda de su construcción original. Digno de ver es su interior, lleno de azulejos y pinturas en el techo. Cómo nos gusta esta combinación cromática.



✓ PICOTA DE ÓBIDOS


Justo en frente de la Iglesia de Santa María hay una picota de piedra (Pelourinho de Obidos) que era utilizada para ajusticiar a los presos. Esta piedra fue un regalo de la reina Leonor que quiso agradecer a unos pescadores que recuperaran el cuerpo de su hijo Alfonso. 




✓ IGLESIA DE SANTIAGO


Sin casi sin darnos cuenta dejamos atrás Rua Derieta y ascendemos levemente por Largo de São Tiago do Castelo. Justo en frente se encuentra la  Iglesia de São Tiago, construida en 1186. Es muy curioso ver la fachada de la iglesia encajada entre dos grandes torres



En su día fue muy importante, pero tras pero tras un terremoto y otras desavenencias cayó en desuso siendo notable su deterioro y dejadez. Hasta que Ler Devagar, una librería de Lisboa, decide pedir subvenciones y reconvertirla en librería. Después ha seguido con su proyecto y ha reformado otros dos edificios de Óbidos para uso literario.

Llegados a este punto, antes de continuar os recomendamos parar y daros la vuelta para observar una panorámica de los tejados y casas que componen la villa medieval de Óbidos.  




✓ CASTILLO DE ÓBIDOS


Y por fin llegamos al Castillo. Sobre una colina sus muros se alzan hasta que alcanzan los 13 metros de altoHa sido clasificado como Monumento Nacional, y elegido como una de las Siete Maravillas de Portugal.



Su origen es romano, fue fortificado por los árabes, conquistado por los cristianos y transformado en Palacio en el SXVI. En la actualidad alberga un lujoso hotel llamado La Pousada de Castelo (algo parecido a los Paradores Nacionales de España). Aquellos que deseen ver el interior pueden pasar a tomar algo a la cafetería. 


Castillo de Óbidos

✓ MURALLAS DE ÓBIDOS


Otra de las joyas de Óbidos son las murallas. Datan del S.XIV y rodean la villa por completo
Están reforzadas por torres de planta cuadrada y cilíndrica siendo una de las más conocidas la Torre del Flaco, y para acceder al interior hay cinco puertas de entrada.


Se puede subir y recorrer sus 1,5km (no hay que pagar nada) pero nosotros lo vimos un poco peligroso ya que no hay ningún tipo de protección. 


A esto hay que añadir que hay tramos en los que el camino se estrecha y en ocasiones la altura de los muros es de 12 metros. Nosotros nos conformamos con subir, admirar las vistas y volver a bajar.



✓ ACUEDUCTO DE ÓBIDOS


En la parte externa de los muros, muy cerca de la Porta da Vila, podemos ver el Acueducto de Usseira o de Óbidos. Cuenta con 3km de longitud y fue ordenado construir por la reina Catalina de Austria en el año 1570.


✓ CASAS Y CALLES DE ÓBIDOS


Después de ver estos lugares (no se tarda mucho) aconsejamos perderse por las calles de Óbidos y admirar las casas encaladas de blanco con tonos azules, amarillos o granates en las esquinas. Algunas de ellas tienen ese aire añejo que tanto nos gusta y hace que nos paremos a admirar su antigüedad y vejez.


Otra característica son las ventanas manuelinas y las plantas que decoran su estructura. Me imagino que venir aquí en primavera tiene que ser una maravilla. 



Y por si esto fuera poco, el empedrado de las calles junto con las murallas terminan de ensalzar esa visión casi irreal. 



Amigos viajeros, olvídense de todo y deambulen sin rumbo fijo por las calles de Óbidos. 




🍴 QUÉ COMER


Lo más característico en Óbidos es un licor dulce de guindas llamado Ginja (Ginjinha). En Rua Dereita veréis numerosos puestos a pie de calle que os ofrecerán beber este licor. Se sirve en vaso de plástico o en vaso de chocolate y se bebe de un trago (precio 1€ aprox.). El caso es que todo el mundo está obligado a probarlo, si no, no habéis estado en Óbidos. 


Otro producto estrella es el bacalo, pero bueno, eso forma parte de la historia culinaria de Portugal. Para comer os recomendamos ir Petrarun Domus, la comida es buenísima (es preferible reservar) y para tomar algo podéis ir a Noble Kinds Bar, un local con una decoración muy curiosa, no os defraudará. Los dos están situados en Rua Deteira.



🏠 DÓNDE DORMIR


Hemos de decir que es un poco difícil encontrar una habitación con cama supletoria en los hoteles situados dentro de los muros, ya que por lo general son casas antiguas y las habitaciones son muy pequeñas. Una pena.

Nos alojamos en el Hotel Louro, situado a tan solo 4 minutos andando de la Porta da Vila. Las habitaciones son amplias y confortables (estaban reformando la primera planta), dispone de un jardín y piscina


El personal es muy atento, nos dieron un mapa de Óbidos y señalaron en el mismo una ruta acompañada de unos cuantos consejos. Vamos, mejor que en la oficina de turismo. El precio por una noche alojamiento más desayuno fue de 64,80€

Hotel Louro en Óbidos

✎ INFORMACIÓN DE INTERÉS


  • Óbidos se encuentra a unos 84 km de Lisboa dirección norte. Para ir en coche hay que seguir la A-8 y en cuestión de una hora llegareis a vuestro destino.
  • La empresa Autobuses Rodotejo tiene un servicio regular que une Lisboa con Óbidos. Parten desde la estación de autobuses Campo Grande de Lisboa y el precio del billete es de unos 8€.
  • La Oficina de Turismo se encuentra en frente de la Porta da Vila (parte externa de los muros).
  • Hay un parking de pago al lado de la oficina de turismo y una explanada donde los turistas dejan el coche al lado del Acueducto. 



Este bonito pueblo lo descubrí gracias Raquel de Creando Realidades y sus post sobre Óbidos. Os recomiendo su lectura.  
  
---------------------------


 Si te has quedado con ganas de más, puedes leer nuestro post "Guía para organizar una visita a Lisboa con niños" .

¿Tenéis alguna pregunta? ¿Queréis que os ayudemos a organizar vuestro viaje? Escribe y te contestaremos enseguida. 



Gracias por visitar Trotajoches !!!!!

14 comentarios:

  1. Otra joya que nos descubres con todos los detalles Alicia. Me encantan los azulejos y menudo acueducto!! Se parece mucho a un pueblecito español, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad jajaja. Estoy segura que Óbidos os encantaría..es tan bonito y tan fotogénico.
      Un abrazo familia

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha encantado la entrada y me encanta este sitio.
    La puerta de acceso con el balcón y los azulejos siempre me ha fascinado, pero además, es lo que decís, se trata de un lugar con mucho mucho encanto a donde, por cierto, he ido cuando Macarena era pequeña. Es ideal, porque al ser sus calles principales peatonales, si vas con niños muy pequeños, puedes prescindir de llevarlos en la mochila y dejar que anden un poco sin peligros.
    Por otra parte, ¿Qué os voy a decir de la comida de Portugal? Yo es que, la verdad, donde haya pescado... porque no soy mucho de carne, y el bacalao es siempre un recurso fácil en este país.
    El hotel me ha parecido fantástico ¿El precio es en habitación doble? Y ¿Los niños gratis?
    Una información muy completa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincidimos en gustos!!! Esos azulejos son una maravilla y las casitas....Y yo también soy de pescado jajajaja
      La habitación pedimos una triple, y la verdad que el precio nos pareció estupendo. También hay que contar que era febrero ;)
      Una abrazo
      Alicia

      Eliminar
  3. ¡¡Qué bonito es este pueblo!! Me encantan así con las casitas de colores y el suelo empedrado.
    El hotel está fabuloso, sobre todo el precio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado!!! Es un pueblo perfecto para combinar en una visita a Lisboa. A nosotros nos encantó:)

      Eliminar
  4. Un pueblo precioso Alicia! Me ha encantado y no lo conocía...madre todo lo que hay que ver en Portugal!!! Desde luego dará para varios viajes...un post muy completo y las fotos preciosas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta!!! Portugal está lleno de pueblos bonitos. Me quedé con las ganas de ver Aveiro, pero ya no nos daba tiempo a más, así que tendré que volver jajajaja

      Eliminar
  5. Muy chulo el pueblo. La verdad es que poco había visto y oído de el, pero por lo que veo merece mucho la pena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que merece la pena visitar Óbidos, bueno en realidad ver todo Portugal porque es muy bonito.

      Eliminar
  6. Que pueblo tan bonito!! Nos ha parecido un sitio precioso, a ver si empezamos a recorrer ya el país vecino... Me ha encantado el Acueducto, nos lo apuntamos en nuestra lista viajera!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Portugal tiene tantas cosas para ver....Animaros que os va a gustar mucho :)

      Eliminar
  7. Qué bonito!, como siempre un post perfecto compi!, desde luego forma parte ya de nuestra lista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compi!!! Espero ver pronto a los de mochila para cinco recorriendo Portugal :)

      Eliminar