2.5.13

Una noche en Mont Saint-Michel.

¿Qué viajero empedernido no sueña con encontrarse a solas en esta “Maravilla” para caminar como si fuera un personaje de la edad media realizando su peregrinaje hacia la Abadía?


Si vienes a este lugar en horario comprendido entre las 10:00 y las 17:00 (aproximadamente) estará tan lleno de turistas que apenas podrás dar un paso. Por no decir la cantidad de tiendas de souvenirs "made in china" y algún que otro producto típico de la zona, que te encontraras en la única calle que recorre el interior de las murallas. ¿Alguien puede sentirse cual medievo en este entorno?



Como esto lo teníamos claro decidimos dormir una noche en el interior de Mont Saint Michel. Y así tener la oportunidad de caminar, oler y sentir este lugar en el más absoluto silencio.
¿Cómo fue nuestra experiencia?

Antes de llegar a nuestro destino, anduvimos por  los caminos cercanos a la Abadía para observar la famosa silueta desde la lejanía.

Sobre las 19:00h llegamos al aparcamiento situado a unos 2,5 km de Mont St-Michel. Es obligatorio dejar el coche allí (está abierto todo el año). Después, puedes ir hasta la entrada de la muralla en autobús lanzadera que pasa cada 10-15 minutos, es gratuito para los usuarios del parking y también está operativo todos los días del año de 8:00 a 1:00. Para coger este autobús hay que caminar unos 8 minutos hasta la carretera principal. Los precios varían en función del tiempo que estés estacionado. Más información aquí.
En nuestro caso, al alojarnos en un hotel del interior, teníamos que acceder al parking P3 a través de una barrera de seguridad y disponíamos de un autobús para los huéspedes en el mismo aparcamiento.

Autobus para huéspedes
Cuando atravesamos la puerta a las 19:30 de la tarde apenas había turistas y las tiendas ya estaban cerradas.


Nos alojamos en el Hotel Aurberge SaintPierre, es una casa del S. XV con entramado de madera situada al inicio de la Grande Rue. Esa noche cenamos en su restaurante, queríamos probar las famosas tortillas de Mont Saint-Michele. Muy ricas.

En el Hotel
Y llega el momento del esperado paseo nocturno. Primero callejeamos en el interior de la Abadía y contemplamos las vistas desde lo alto.


Después salimos para dar un paseo por el exterior. Nos alejamos caminando tranquilamente y volvimos en lanzadera.


Es hora de ir a dormir, a las 6:00 de la mañana suena el despertador. Nos espera una amanecer en Mont Saint-Michel.
Os contaremos un poco de su historia mientras recorremos todos los rincones de la Abadía con las primeras luces del sol.

Mont Saint Michel y la bahia al amanecer
Allá por el año 708 Aubert, el obispo de Avranches, ordenó construir sobre el peñón una iglesia en honor al Arcangel San Miguel, después de que este se le apareciera y le realizara tal petición. 



Unos años más tarde una comunidad de benedictinos se instalaron aquí y durante siglos no pararon de construir y formar la Abadía.


En el S XIII el Rey Felipe Augusto donó una cantidad de dinero considerable y  se construyó el conjunto gótico del Monte Saint.Michel (la “Maravilla”).





En los siglos XIV y XV como consecuencia de la guerra de los Cien años se dota a este islote de protecciones militares.


Y lo que empezó como lugar de peregrinación en la que los cristianos buscaban el perdón del Arcangel San Miguel, pasó a ser una prisión durante la Revolución Francesa y el Imperio de Napoleón.


En el año 1979 es declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, y desde entonces ha sido objeto de restauraciones, siendo la más importante una estatua de bronce que reina sobre la cúspide de la iglesia.




Pero más allá de lo que los humanos podamos aportar a este lugar, lo más característico es lo que aporta la naturaleza: las mareas.
Este peñón está situado en una gran bahía, entre Bretaña y Normandía (río Cancale y río Granville) y es testigo de las mayores mareas de Europa, hasta 13 metros. Dos veces al día el agua envuelve el islote quedando totalmente aislado. Hay un calendario de mareas en la página web oficial de la Abadía (pincha aquí).


Visita ineludible es la Abadia de Mont Saint-Michel. El horario de apertura es de 9:00 a19:00 del 2 de mayo al 31 de agosto, y de 9:30 a 18:00 del 1 de septiembre al 30 de abril. Los precios: adultos 9€, niños hasta 18 años gratis, y de 18 a 25 años 5,50€.





A las 10:30 de la mañana terminamos de ver la Abadia, y la calle ya resultaba intransitable. Así que decidimos irnos y dar por terminada nuestra aventura.

Grande Rue abarrotada de turistas.

Ultima mirada a Mont Saint-Michel.






➲ INFORMACIÓN DE INTERÉS



✓ Como llegar.
*- Por carretera:
     A11 Chartres Le Mans Laval
     A13 París Caen, después A 84
*-  En tren TGV: dos maneras
     1- París Montparnasse – Rennes, después autobús Rennes - el Monte Saint- Michel
     2- Línea París Saint-Lazare - Caen, después Caen hasta Pontorson y autobús Pontorson - el              Monte Saint- Michel (Empresa de autobuses aquí).

✓ El Pueblo.
*- Actualmente los habitantes de Mont Saint Michel se denominan montois. Su número es muy reducido y la mayoría de ellos son religiosos.

*- A parte de Hoteles, restaurantes y tiendas, podrás encontrar: el Ayuntamiento situado en la morada del Roy encima de la puerta del mismo nombre, Oficina de Correos situado en la Grande Rue y justo en frente la enfermería.


Post relacionados que os pueden interesar leer:
- Bretaña Francesa con niños, que ver y hacer.
- Dinan, que ver y hacer con niños. 

Gracias por visitar Trotajoches!!!

2 comentarios:

  1. Un lugary experiencia a tener en cuenta. Muy bonito viaje

    ResponderEliminar
  2. Hola Irene,
    Nos alegra te haya gustado el viaje y sobre todo que inspire una futura vivencia.
    Gracias por tu comentario.
    Un saludo,
    Alicia.

    ResponderEliminar

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!