30.1.16

Ruta familiar en Oporto. Actividades para niños.

Todo turista interesado en hacer una escapada a esta pintoresca ciudad debe saber que tiene una pronunciada y sinuosa orografía. Enclavada a orillas del río Duero la ciudad se ha expandido a través de sus empinadas y tortuosas calles. Entonces, ¿por dónde empezar la visita? Aplicando el sentido común os proponemos seguir un itinerario cuesta abajo, comenzando por la parte alta de la ciudad hasta la Ribeira.



1- IGLESIA Y TORRE DE LOS CLÉRIGOS: Construida en 1735 en estilo barroco, lo más notable y llamativo de este conjunto arquitectónico es su Torre. Mide 76 metros, lo cual la convierte en la torre más alta de Portugal. Merece la pena subir los 225 escalones y admirar las vistas de la ciudad (precio 3€). Situada en Rua de São Filipe de Neryen, en la parte alta de la ciudad.


2- IGLESIA DO CARMO E IGLESIA DE LAS CARMELITAS. Ambas iglesias están literalmente pegadas, siendo la Iglesia do Carmo la más admirada por los turistas. A su gran fachada principal hay que sumar el panel de azulejos de su parte lateral. Están situadas cerca de la Torre de los Clérigos (Rua do Carmo).


3- LIBRERIA LELLO & IRMAO. Los amantes de Harry Poter están de suerte ya que esta librería ha servido de escenario para rodar secuencias de sus películas. El interior está realizado a base de madera labrada y vidrios polícromos,  otorgándola así el título de Patrimonio Histórico. Para entrar hay que pagar 4€ (si compras algún artículo serán descontados del importe). El horario es de 10:00 a 19:00 h. Aconsejamos ir a la hora de comer o nada más abrir que hay menos gente. En la parte alta podéis tomar un café mientras leéis algún libro. Está situada cerca de la Torre de los Clérigos en Rua das Carmelitas.



4- PLAZA DE LA LIBERTAD Y AV. DE LOS ALIADOS. Después de visitar la Librería bajaremos hasta la gran Plaza de la Libertad que contiene en su parte central una estatua ecuestre del Rey Pedro IV hecha en bronce. Justo detrás comienza la Avenida de los Aliados con sus edificios modernos entre ellos el Ayuntamiento.


5- MERCADO DO BOLHAO. Este mítico mercado de abastos de Oporto está ubicado en un edifico de hierro de 1851, y en él se venden productos procedentes de toda la región. Si queréis respirar la verdadera esencia de Oporto estáis obligados a visitar este mercado. Está situado en Rua de Sá da Bandeira, cerca del Ayuntamiento.


6- CAPILLA DE LAS ALMAS. Construida en estilo neoclásico durante el S.XVIII, tiene como característica principal la espectacular decoración con azulejos en su fachada. Está situada cerca del Mercado do Bolhao, en lo alto de la Rua Santa de Catarina nuestra siguiente visita. 


7- RUA DE SANTA CATARINA. Conocida por todos como “la calle de las compras”, fue en su día la zona elegida por la burguesía para dar sus paseos. A día de hoy las tiendas situadas en esta calle son grandes marcas mundiales conocidas por todos, por lo que recomendamos pasear disfrutando de la arquitectura de sus edificios. Eso sí, nos detendremos a tomar un café muy especial.  

8- CAFÉ MAJESTIC. Situada en el extremo sur de la Rua de Santa Catarina, fue inaugurado en 1921 con el nombre de “Elite”. Actualmente sigue conservando su aire de belle époque. Dicen que la propia J. K. Rowling  escribió algunos capítulos de Harry Potter sobre sus mesas de mármol. 


9- IGLESIA DE SAN ILDEFONSO. Construida en 1724 es otro ejemplo de la decoración de fachadas a base de azulejos. Está situada en la Plaza de Batalha, muy cerca de la Rua Santa Catarina.


10- ESTACIÓN DE TRENES DE SAN BENTO. Su nombre se debe a que construyó sobre los restos del convento de San Bento allá por el Siglo IX. Nada más entrar os encontrareis en un hall repleto de azulejos que relata la historia de Portugal. Situado en la Plaza de Almeida Garret.


11- CATEDRAL DE LA SÉ. Su construcción se inició en el S. XII y actualmente es el edificio religioso más importante de Oporto. La entrada a la Catedral es gratuita, pero para visitar el claustro y el Museo de la Sé hay que pagar 3€. 


Está ubicada en el barrio de Batalha proporcionando unas preciosas vistas de la rivera del río Duero. Recomendamos acudir al atardecer.


12- IGLESIA DE SAN FRANCISCO. Lo característico de este lugar está en el interior, el cual tiene tres naves revestidas con tallas doradas empleándose para ello unos 300 kilos de polvo de oro. Para entrar hay que pagar 3,50€. Está situada en Rua Infante D. Enrique, debajo de la Catedral de la Sé (parte baja de la ciudad). Cerca se encuentra el Palacio de la Bolsa, edificio neoclásico construido en 1842 cuyo interior fue calificado como Monumento Nacional (la entrada cuesta 7,50€).


13- BARRIO DE RIBEIRA. Nuestra siguiente parada será disfrutar de un relajado paseo por este pintoresco barrio. Está repleto de casas de colores, comercios tradicionales, restaurantes con animadas terrazas y muelles con las embarcaciones típicas de esta zona (rabelos). Mientras paseamos admiramos el lado opuesto del río Duero o Vila Nova de Gaia y el imponente puente Don Luis I. Recomendamos acudir al atardecer.


14- PUENTE DON LUIS I. Su diseño está realizado por uno de los ingenieros socios del mismo Gustave Eiffel. Así que como no podía ser de otra manera el principal material de construcción es el acero. Lo primero que llama la atención en la parte baja es el gran arco que posee. El puente tiene dos pisos: El inferior está destinado al paso de vehículos y tiene unos 174m. Por el piso superior circula el metro (línea D) y cuenta con 390 metros de longitud. En ambos los peatones tienen una zona habilitada para poder transitar.



15- VILA NOVA DE GAIA. Después de caminar por la parte superior del puente Don Luis I, llegamos a esta ciudad repleta de bodegas de vino. Si vuestra intención es comprar este típico producto estáis en el lugar adecuado. Es importante parase a admirar la ciudad de Oporto desde esta perspectiva. Realmente la estampa es preciosa. Desde aquí se puede coger un funicular para bajar hasta el puerto.


16- PASEO EN TRANVÍA. Una actividad obligada en Oporto es subir en los antiguos tranvías eléctricos, sobre todo si viajáis con niños. A parte de admirar el interior realizado en madera, es una buena opción para descansar un poco después de subir y bajar las empinadas cuestas de esta ciudad. Existen tres líneas activas y su precio es de 2,50 €.


Línea 1: Infante-Passeio Alegre. Horario de 9:30 a 18:00. El recorrido es paralelo a la rivera del río Duero terminando casi en su desembocadura.
Línea 18: Massarelos-Carmo. Horario de 9:15 a 19:00.
Línea 22: Carmo-Guindais Batalha. De 10:00 a 19:00 horas. Es la más turística ya que el recorrido transita por el centro de Oporto.
Si estáis interesados en este medio de transporte podéis visitar el Museo del tranvía (Museo do Carro Eléctrico) situado en Alameda de Basilio Teles, 51. El precio de la entrada es de 4€.

¿QUE COMEMOS?
Por todos es sabido que el bacalao (bacalhau) es la comida típica de Portugal. Hay un dicho portugués que dice que hay 365 maneras de cocinar bacalao, una para cada día del año. Y por lo que vimos y degustamos debe ser verdad. Está muy rico en todas sus variedades y formas.


Otra comida que no os podéis perder son las típicas Francesinhas. Es un contundente sándwich con varias capas relleno de carne, jamón, huevo, tocino, y todo ello recubierto por queso y salsa de tomate. ¿Alguien se puede resistir a probar esto?.


Y por supuesto los postres portugueses y el Pastel de Belém.
Para comer hay infinidad de restaurantes a elegir en función de vuestras preferencias. En nuestro caso comimos en el restaurante Zé Bota donde encontrareis cocina tradicional portuguesa en un local decorado con cajas de vino a un precio asequible, 


y en el restaurante “Elebe” en el que podréis degustar comida portuguesa renovada, con cierto aire moderno pero sin perder los orígenes y tradiciones. Nos gustó mucho. Ambos están situados cerca de la Torre de los Clérigos. En restaurante Elebe dispone de otros dos locales y éste es el más céntrico (más información aquí).


¿DONDE NOS ALOJAMOS?
Si tenéis pensado pasar más de un día en Oporto os aconsejamos alojaros en el hotel Vitoria Village. Está situado en el casco histórico de la ciudad. Pero lo mejor de todo es que tiene dos entradas: una por la parte baja de la ciudad cerca de la Catedral de la Sé (Rua das Flores) y otra en la parte alta cerca de la Torre de los Clérigos. Es una gran ventaja para visitar la ciudad sobre todo con niños. La vedad es que nos evitamos subir muchas cuestas. Además dispone de un relajante jardín con vistas a estos dos monumentos, Spa y parking (aparcar en Oporto es muy complicado). Fue todo un acierto. Os dejo el enlace aquí.


¿QUE HACER EN OPORTO CON NIÑOS?
Debido a las calles empinadas que componen esta ciudad, los más pequeños pueden terminar extasiados y a veces aburridos. Así que os vamos a dar algunas alternativas para hacer que los niños disfruten de la ciudad.

- Subir al tranvía y visitar su museo. Tal y como hemos relatado anteriormente, esta es una de las actividades que ningún niño se puede perder.


- Montar en Rabelos, que son los barcos que antiguamente se utilizaban para trasladar el vino de Oporto. En la Ribiera encontrareis varias empresas que ofrecen paseos por el Duero.
- Visitar el Palacio de Cristal. Debido a su ubicación e instalaciones es una de las mejores opciones a tener en cuenta. El recinto está repleto de preciosos jardines, lagos, fuentes, patos y pavos reales, kiosko y zona de juegos infantil. Está en Rua Don Manuel II.
- Ver el Acuario Sea Life Porto cuya entrada es de 13€. Si estáis interesados visitar su página web para ver algún descuento (pincha aquí).
Justo al lado encontrareis otro parque llamado Cidade de Porto en el que se encuentra el Pavilhao da Agua donde los niños podrán interactuar con actividades relacionadas con el agua.
- Y como en casi todas las ciudades existe un Zoo llamado Santo Inácio, pero está ubicado en Vila Nova de Gaia (más información aquí).
- Si viajáis en época veraniega o el tiempo os lo permite podéis aprovechar para disfrutar de algún que otro chapuzón en alguna playa cercana o hacer algún deporte acuático


QUE COMPRAMOS.
Lo más característico de esta zona es el vino y disponéis de infinidad de bodegas en Vila Nova de Gaia.
El bacalao podéis comprarlo en la antigua tienda “Casa Oriental” situada justo al lado de la Torre de los Clérigos.


Y para comprar algún producto artesano lo mejor es el Mercado de Bolhao o alguna calle céntrica, como Rua das Flores, Rua de Tras o Rua Santa Catarina.

VALORACIONES PERSONALES
Dicen que Oporto gusta mucho, o el turista termina desilusionado. A nosotros nos encantó. Es una de esas ciudades a las que el paso del tiempo les sienta bien . Quizá esa sea la clave, modernizar lo justo y conservar el todo. Casas de azulejos agolpadas en estrechas y empinadas calles, villas señoriales, lugareños que hacen su vida conservando sus tradiciones…todo guarda cierta armonía.


Otra de las cosas que nos gustó fue la amabilidad de los portuenses. Se respira en el aire. La mayoría de ellos habla español, así que no tendréis que hacer grandes esfuerzos por aprender el portugués.


NUESTRA RUTA.


ENLACES DE INTERÉS


POST RELACIONADOS
La encantadora ciudad de Guimaraes. 

Gracias por visitar Trotajoches!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!