8.10.19

Nikko con niños, qué ver en un día. Guía completa.

Nikko es la mejor excursión que se puede hacer desde Tokio en un día, por lo menos para nosotros. Ha sido de los lugares que más nos ha gustado de Japón. En este post os vamos a dar toda la información necesaria para organizar la visita: cómo llegar desde Tokio, autobús en Nikko y qué ver. Todo ello acompañado como siempre de muchos consejos


✎ CÓMO LLEGAR A NIKKO DESDE TOKIO.


Nikko está situado en la prefectura de Tochigi a 158 km al norte de Tokio.

➜ Dado que la distancia es considerable, la mejor manera de llegar a Nikko desde Tokio es hacer uso del Shinkansen, por lo tanto tendréis que tener activado el JR Pass.
Hay que coger la línea Tohuku que va desde la estación de Tokio o Ueno hasta Utsunomiya, y desde allí coger la línea JR Nikko hasta Nikko Station. 
¿Sabías que….? El gato que aparece en la línea JR Nikko es Nemurineko o “gato dormido” una talla de madera ubicada en el santuario Toshugu (Nikko). El Nemurineko es muy aclamado y preciado por los japoneses. 

➜ Si no tenéis JR Pass activado tenéis que ir en los trenes limited express de la compañía Tobu. Tienen salida en la estación de Asakusa y llegan a la estación Tōbu-nikkō Station.

En la misma estación Nikko Station hay una Oficina de Turismo donde podéis coger mapas y preguntar sobre los recorridos. Está situada junto a la puerta de salida. 



✎ CÓMO MOVERSE POR NIKKO CON NIÑOS


La mejor manera de ver Nikko es andando, pero si los niños son muy pequeños corremos el riesgo de que se cansen pronto. Por eso os aconsejamos hacer los trayectos largos en transporte público.

➜  Autobuses urbanos Tobu.

Para recorrer la zona centro de Nikko en un día recomendamos comprar el pase de un día para el bus World Heritage Meguri. Es una línea circular que cubre los puntos de interés más importantes de Nikko. El precio para adultos es de 500¥ (unos 4,25€), niños 250¥ (2,12€).

Este pase se puede adquirir en la oficina de turismo de la estación de tren Tōbu-nikkō Station, situada a tres minutos andando de la estación Nikko Statión. 


En frente de la estación Tobu Nikko Statión se encuentran las paradas de bus. En la misma marquesina viene indicado "World Heritage Meguri" al igual que en el autobús. No tiene pérdida.  

Podéis consultar la web tobu-bus. Está todo muy bien expliaco, con pdf descargables de todo tipo, mapas, rutas y hasta los modelos de autobús.  
Parada y bus World Heritage Meguri.

✎ QUÉ VER EN NIKKO EN UN DÍA: NUESTRA RUTA.

Tal y como os comentábamos en el post de Kamakura, creemos que la mejor opción para no aburrir a los niños es elegir dos o tres templos y combinar los mismos con rutas de senderismo. 

En Nikko encontramos además lugares mágicos en los que podemos dejar volar la imaginación, algo que a los peques se les da muy bien.


✓ PUENTE SHINKYO.


La primera parada de nuestra ruta por Nikko será el Puente Shinkyo bajo el cual transcurre el río Daiya. Está considerado uno de los más bonitos de JapónSi queréis caminar sobre el puente hay que pagar 300¥ (2,55€) adultos y 200¥ (1,70€) niños.

El puente tiene mucho encanto, no cabe duda. Aunque hay algo que no me gustó, la carretera situada justo al otro lado, además con mucho tráfico. Llamarme tiquismiquis (que lo soy), pero creo sinceramente que le resta un poco de esa gran belleza que debería tener.  


Para llegar hasta el Puente Shinkyo hay que caminar durante 20 minutos desde la estación de Nikko o coger el autobús y bajarse en la parada Shinkyo.

✓ SANTUARIO TOSHOGU.


El Santuario Togoshu (東照宮, Tōshōgū) es un imprescindible en toda visita a Nikko, y si me apuras una de las cosas más importantes que ver en Japón.


Aquí yace Tokugawa leyasu, fundador del shogunato Tokugawa que gobernó Japón durante 250 años. En un principio el mausoleo era pequeño, pero el nieto de leyasu lo amplió convirtiéndolo en un santuario espectacular.

Hoy en día podemos observar más de 12 edificios decorados con tallas de madera de vivos colores y láminas de oro, con 382 años de antigüedad.
¿Sabías que..? 15.000 artesanos trabajaron durante dos años en la creación del santuario y emplearon 2,5 millones de hojas de pan de oro.

En busca de los 3 Monos Sabios. ¿Quién será el primero en ver a los tres monos sabios?...este será un gran reto para los niños, buscar el lugar donde están ubicados los monos que se tapan con las manos los ojos, los oídos y la boca. Y, ¿cómo se llaman? ”Mizaru” (no veo), “Kikazaru” (no oigo), e “Iwazaru” (no hablo). 


Otro de juego será encontrar la talla de madera del gato dormido o Nemurineko que vimos en el tren de Nikko.

Tomaros con calma la visita a este santuario, merece la pena ser recorrido despacio y disfrutar de todos los detalles, que son muchos.


Precio de la entrada 1.300¥ adultos (11€), niños 450¥ (3,85€). Horario de apertura: del 1 de abril al 31 de octubre de 8 a 17 horas, del 1 noviembre al 31 de marzo de 8 a 16 horas.

Para llegar hasta aquí en bus hay que bajarse en la parada “Omotesando”. Nosotros recomendamos ir caminando desde el Puente Shinkyo, así empezamos a tomar contacto con el Parque Nacional de Nikko. Solo hay que cruzar la carretera, entrar a un sendero que empieza con una bonita escalinata y caminar unos 13 minutos. 


Inicio del camino para ir al santuario Toshugu. 

✓ SANTUARIO FUTARASAN.


A tan solo 150 de Togoshu se encuentra el santuario Futarasan (二荒山神社, Futarasan-jinja). Aunque no entréis merece la pena seguir las indicaciones y pasar por el camino que le une con el santuario Togoshu y detenerse en la puerta.

¿Sabías que…? El Puente Shinkyo que vimos al principio de la ruta pertenece al santuario Futarasan, aunque estén tan separados. Eso sí, la entrada para el santuario es distinta que para cruzar el puente.   

✓ PARQUE NACIONAL NIKKO, CAMINO TAKINO-O.


Muy cerca del santuario Futarasan sale un camino pavimentado de piedra que serpentea a través de un bosque compuesto por antiguos cedros. Si el día está nublado (como fue nuestro caso) adentrarse por estos senderos se convierte en algo mágico.


Este camino sigue la ruta tomada por el fundador de Nikko, Shodo Shonin y conduce hasta el santuario Takino-o. Durante el recorrido iremos acompañando al río Inari-gawa y de vez en cuando veremos alguna cascada, como la Shiraito.


Junto a la cascada encontramos el santuario Takino-o construido en el año 82 y que posee un único torii llamado “Untameshi-no-Torii” con un pequeño agujero en el arco superior.

¿Sabías que..? Hay una leyenda que asegura que si lanzas una piedra y logras atravesar el agujero del torii serás bendecido con buena fortuna. Eso sí, solo dispones de tres intentos para lograr tal fin.
Tras caminar un poco nos encontramos con un otro santuario llamado Kitano, al cual acuden las parejas que desean un embarazo exitoso. Detrás hay una serie de esculturas enclavadas en la roca. Allí coincidimos con 4 lugareños, no había nadie más. Una maravilla.


El camino concluye en la avenida principal de Nikko, cerca del Puente Shinkyo (de hecho es el inicio, nosotros lo hicimos al revés). Nosotros tardamos una hora y cuarto en realizar el camino. 


✓ KANMANGAFUCHI ABYSS Y LAS ESTATUAS JIZO.


Creíamos que habíamos visto lo más bonito de este lugar: el santurario Toshugu, el parque Nacional de Nikko, pequeños templos, estatuas budistas, alguna cascada….pero estábamos equivocados, todavía nos quedaba por visitar lo que para nosotros fue la sorpresa de Nikko


Cuando analicé el mapa turístico de Nikko tenía claro que quería ver las casi 70 estatuas de Jizo colocadas en fila, lo que no esperaba encontrar era el entorno en el que se encuentran.

El Abismo de Kanmangafuchi se formó por la erupción del cercano Monte Nantai. En realidad no es un abismo como su nombre indica, sino un desfiladero por el cual baja con mucha intensidad el río Daiya. Es una pena que en las fotografías no quede reflejado fielmente lo bonito que es. 


El sendero bordea el curso del río hasta que vemos las estatuas de piedra situadas en una notable formación de lava. Dice la leyenda que no se pueden contar con precisión, siempre aparece o desaparece alguna, por eso se las llama Bake Jizo (Jizos fantasma). Sea como fuere, el lugar desprende misticismo por los cuatro costados.


Antes de iniciar el camino hay una gran explanada verde con un par de columpios y un esqueleto de pez para que los niños puedan introducirse en el interior.



Para llegar hasta aquí (o volver a la estación) en bus hay que bajarse en la parada Tamozawa. Después caminar unos 10-15 por una zona residencial (muy agradable por cierto). Nosotros optamos por ir andando. 


✎ MAPA DE NUESTRO RECORRIDO POR NIKKO.


-------------------------

 Si te has quedado con ganas de más, puedes leer nuestro post "Qué ver en Tokio con niños GRATIS". 


¿Tenéis alguna pregunta? ¿Queréis que os ayudemos a organizar vuestro viaje? Escribe y te contestaremos enseguida. 

Gracias por visitar Trotajoches !!!!!

6 comentarios:

  1. La verdad es que parecen lugares salidos de un cuento y si además no hay gente y se está fresquito...
    Este verano también viajó a Japón una amiga mía y quedó impresionada con las estatuas de Jizo. Os tengo que dar la razón: no he visto cosa igual.
    Por otra parte, y de las entradas que he ido leyendo, me parecen un poco caras las entradas a los templos ¡Mira que yo tengo una lucha con eso de las entradas a lugares sagrados! En fin, Japón, un mundo distinto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Nikko es otra historia...nunca he visto un lugar así. El hecho de que estuviéramos solos en en Parque Nacional y en los Jizos contribuyó mucho a que disfrutáramos más. El precio de las entradas a los templos varían en función de su importancia. De hecho hay muchos que son gratuitos, como los tres últimos que visitamos en Nikko. Ahora, hay otros que hay que pasar por taquilla. Yo también soy de las que se enfada y suelta pestes por la boca cuando me toca pagar, pero al final claudico, compro mi entrada y visito el templo...que se va a hacer.
      Un abrazo,
      Alicia

      Eliminar
  2. Un lugar muy bonito y mágico! Ya sabes que no he ido a Japón pero se que Nikko es un imprescindible (organicé un viaje al país para unas chicas) y después de ver tus fotos más. Lo que no conocía era ese camino empedrado que tiene muy buena pinta por ser algo diferente y sin gente! Un gran post para visitar Nikko.
    Ah! me gustan mucho esos: ¿Sabías que?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lena!!!
      El camino fue todo un descubrimiento, no había nadie y pudimos ver algún que otro santuario escondido entre los árboles. Y las estatuas jizo mágico. Ay, que recuerdos....creo que tengo que volver jajaja
      Un abrazo
      Alicia

      Eliminar
  3. Sabía yo que esa visita a Nikko os iba a gustar. La verdad es que nos gustó tanto que no descartamos en absoluto volver con los peques de aquí a pocos años ��.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar que alegría verte por aquí!!!
      Que te voy a decir de Nikko que no sepas...creo que ha sido de los lugares más bonitos y mágicos que hemos visitado en Japón. Sí que tienes que volver con tus peques, y así visitáis los parques Disney o Universal ;)
      Un abrazo,
      Alicia

      Eliminar

La responsable del manejo de datos dispensados a través de los comentarios que dejes en este sitio es Alicia AS. Cuando accedes a este blog y pulsas el botón de publicar aceptas esto.
En todo momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y/o supresión sobre tus datos. Estos estarán alojados en Google (mi actual proveedor de Hosting, dado que por ahora Blogger no permite alojar sus sitios en otro gestor), y en Go Daddy, que es donde está alojado mi dominio.com.