22.3.16

Oviedo con niños: ruta a través de sus estatuas.

La capital del Principado de Asturias posee algo más que historia....las calles emanan relatos contados por sus estatuas. Realizaremos un recorrido con el que disfrutará toda la familia, un recorrido de novela, cinematográfico, un recorrido de tradiciones y de cuento.



OVIEDO LA CIUDAD DE LA REGENTA

Leopoldo Alas Clarín decidió situar a la protagonista de su obra maestra en Vetusta, seudónimo utilizado en la novela para nombrar a esta ciudad. En su día la publicación de La Regenta molestó al entonces Obispo de Oviedo que arremetió contra Clarín acusándolo de escandaloso. Actualmente, Ana Ozores ocupa un lugar privilegiado, frente al la Santa Basílica Catedral de San Salvador. El autor de esta estatua es Mauro Álvarez Fernández.

La Catedral de estilo gótico es también conocida con el nombre de Sancta Ovetneis, y en su interior se encuentra La Cámara Santa declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En ella podremos ver las cruces de la Victoria y los Ángeles (símbolos de Asturias y Oviedo), la Caja de las Ágatas y el Arca Santa que guarda reliquias tan importantes como el Santo Sudario. Web Catedral de Oviedo/ Cámara Santa.



Como curiosidad, esta catedral solo tiene una torre quedando la segunda sin construir por falta de fondos. Otro dato curioso son las gárgolas. Lejos de estar situadas en las esquinas salientes del edificio, aquí tendremos que buscarlas y hacer un gran esfuerzo por encontrar su ubicación. Junto a la catedral encontraremos el Monumento a Alfonso II de Asturias, obra de Víctor Hevia realizada en piedra.



La catedral no deja indiferente a nadie, no solo por su belleza, sino por la cantidad de edificios religiosos situados a su alrededor: Monasterio de San Vicente, Monasterio de San Juan Bautista y San Pelayo, basílicas de San Salvador y Santa María...
Justo detrás se encuentra la Corrada del Obispo, una plaza rectangular que alberga el Palacio episcopal, la Casa del Deán Payarinos y la Puerta de la Limosna que da acceso al claustro de la Catedral.



EL FONTÁN Y LA BELLA LOLA

En la preciosa Plaza del Fontán solo podría residir otra belleza similar. Gracias a la donación realizada por la ciudad de Torrevieja, los ovetenses pueden disfrutar de la escultura de esta mujer, protagonista de historias y canciones de Arturo Duo Vital. Es una réplica de La Bella Lola alicantina que está sentada junto al mar, esperando a un marinero. En Oviedo está situada en la emblemática Plaza el Fontán, una plaza de cuento, una plaza para soñar.



Antiguamente este lugar era una laguna natural situada a las afueras de la ciudad. Los campesinos venían aquí para vender sus productos, tradición que ha perdurado hasta nuestros días. En el S XVIII se edificó la plaza, siendo reconstruida por completo en el año 1996.  



Sea como fuere, esta plaza rectangular tiene un encanto especial. Soportales con columnas de madera, casas coloridas repletas de plantas y animadas terrazas en las que recomendamos sentarse a disfrutar del ambiente con una sidra.

LAS VENDEDORAS DEL FONTÁN EN LA PLAZA DAOIZ Y VELARDE

Tal y como hemos mencionado antes, el Fontán sigue siendo un lugar destinado al mercado, sobre todo la Plaza Daoiz y Velarde. Para homenajear a todos los mercaderes se erigió la escultura de "Las Vendedoras del Fontán", cuyas modelos fueron copiadas de una antigua fotografía. Su autor fue Amado González Hevia. 



Es muy habitual ver a los niños subidos encima de las dos ancianas. Justo detrás de ellas se encuentra la el Palacio Duque del Parque y la Biblioteca Pública Ramón de Ayala situada en el antiguo edifico de La Casa de Comedias.

UN AYUNTAMIENTO SIN ESTATUAS PERO CON FÓSILES

Para dirigirnos a nuestro siguiente destino pasaremos por la Calle Fierro que desemboca en la Plaza de la Constitución. En ella se encuentra el Ayuntamiento y la iglesia de San Isidoro el Real, que curiosamente también tenía diseñada dos torres, de las cuales solo se construyo una. Esta plaza no tiene estatuas, pero los niños tendrán la oportunidad de ver fósiles mesozoicos en las baldosas que cubren el suelo. 



Se cree que la piedra caliza procede de canteras situadas en el norte del país. También se pueden ver en la Plaza de Porlier y en la Corrada del Obispo.

PLAZA TRASCORRALES Y LA LECHERA

Cuando uno pasea por el centro de Oviedo puede encontrarse, casi por casualidad, con rincones tan pintorescos como la Plaza Trascorrales. Su nombre se debe a que los corrales o parte trasera de los edificios dan a este lugar. Todos quedamos sorprendidos por el colorido que desprenden las casas. 



Y sin darnos cuenta nuestros pasos se dirigen hacia La Lechera acompañada de su burro. Sí, los niños se pueden subir, solo hace falta ver lo brillantes que están las asas de los cantaros. En ellas se agarran todos!! La escultura fue realizada en bronce por Manuel Linares para rendir homenaje a esa profesión. 



En la plaza podréis encontrar bares, restaurantes y el antiguo mercado de pescado cubierto, un gran edificio que actualmente se utiliza como centro cultural municipal (hay otras dos esculturas sobre vendedores de pescado).

EL VIAJERO DESCANSA EN LA PLAZA DE PORLIER

La Plaza de Porlier es un lugar repleto de edificios emblemáticos. El Palacio de Camposagrado fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1943, el Palacio del Conde Toreno construido en el S.XVII con un estilo típico asturiano y edificios de estilo modernista construidos a finales del S.XIX.



Completando la imagen, encontramos la escultura El regreso de Williams B. Arrensberg, conocida comúnmente como "El Viajero" obra de Eduardo Úrculo. No hay niño que haya intentado tirar de una maleta para ver si se mueven. Nosotros nos sentimos identificados con esta figura...un viajero empedernido que llega a casa después de recorrer el mundo.



LA PLAZA DE LA ESCANDALERA TIENE ASTURCONES

El parque San Francisco, la Calle Uría, Calle Furela, Calle San Francisco, Teatro Campoamor…todos estos lugares de interés desembocan en la Plaza de la Escandalera, así que tarde o temprano terminareis en ella.
Hay dos figuras que reinan en la plaza, la Maternidad de Botero, conocida comúnmente en Oviedo como “la gorda”, no solo por sus dimensiones sino también por su peso, unos 800 kilos y los Asturcones. Es buen momento para explicar a los niños que esta raza de caballo rústico es de origen asturiano. 



Su medida nunca es superior a 1,48 metros y su origen se ha fechado en el año 80 a.c., lo que les convierte en uno de los ponis más antiguos y puros del mundo. Las esculturas se realizaron por Manuel Valdés en conmemoración del 125 aniversario de Cajastur.
Además de una gran fuente podremos observar edificios tan emblemáticos como la Casa García Conde con su fachada eclíptica de inspiración francesa, la Casa del Termómetro y el Edifico central de la Caja de Ahorros de Asturias, cuyo reloj emite la canción "Asturias patria querida" cada hora en punto. Este himno fue compuesto por Ignacio Piñeiro, un músico cubano que quiso hacer un homenaje a su padre, inmigrante asturiano.


LA ESPERANZA CAMINANDO JUNTO AL TEATRO CAMPOAMOR

Debido a los prestigiosos premios Princesa de Asturias, el Teatro Campoamor se ha convertido en imagen mundial de la ciudad. Este acogedor rincón está habitado por una estatua llamada “Esperanza Caminando” de Julio López Hernandez. Simboliza un joven inmerso en su lectura, ajeno a todo lo que le rodea, alumbrado durante las noches por la luz de la farola situada a su lado. ¿No os transmite tranquilidad?



WOODY ALLEN PASEA HACIA LA CALLE URÍA

Woody Allen no gusta a todo el mundo, eso está claro. Pero una cosa si es cierta. Todo el que viene a Oviedo se fotografía junto a su estatua. ¿Cuál es su historia? En el año 2002 fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de las artes. Cuando visitó la ciudad quedó literalmente enamorado de ella. Woddy Allen dijo que “Oviedo es como un cuento de hadas….es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera”. Y en agradecimiento, en el año 2003 Vicente Saura realizó la estatua en bronce.



Una vez aquí debéis aprovechar y recorrer la calle Uría, arteria principal de la ciudad. A parte de los comercios destacan los edificios de principio de siglo XX, como las preciosas Casas del Cuitu con fachadas neobarrocas construidas sobre el año 1913. En la calle Doctor Casal, esquina con Uría, encontramos la última estatua colocada en la ciudad, concretamente en septiembre de 2015. Es Rufo, el perro callejero más famoso y querido de Oviedo. 



EL PARQUE SAN FRANCISCO TIENE UNA INQUILINA MUY ESPECIAL

Si venís con niños el parque San Francisco será una parada obligatoria durante vuestra visita a Oviedo. Dispone de dos áreas de juegos infantiles: una situada en la parte baja para los niños más pequeños y otra en la parte alta para niños mayores de 5-6 años. Además de amplias zonas ajardinadas, hay pavos reales y un estanque con patos.
Y desde el año 2014 reside en este lugar una inquilina muy especial, Mafalda. Cuanto nos gusta esta estatua. 



Ese mismo año Quino fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, y en su honor se hizo una réplica exacta de la Mafalda que habita en Argentina, en el barrio bonaerense de San Telmo. 
Oviedo luce con orgullo a Mafalda, y Mafalda sonríe en este lugar de cuento. Nos encanta esta estatua, ¿os lo habíamos dicho?



Hay otra figura en una de las entradas del parque que ahora ha quedado en segundo plano. Se llama “La Torera” y se realizó en honor a Josefina Carril, fotógrafa que hacia retratos en ese mismo lugar a la burguesía de la ciudad. El caballito original era de cartón y servia para entretener a los niños mientras eran fotografiados. 



Como curiosidad deciros que en el S.XIII el Parque San Francisco eran huertas de varios conventos, hasta que en el año 1534 se acordonó para uso público.

REPONEMOS FUERZAS EN LA CALLE GASCONA

Toca descansar y nada mejor que disfrutar de un auténtico ambiente asturiano en el boulevar de la sidra. En esta calle encontraréis 13 sidrerías para degustar la riquísima comida asturiana y beber algún culín de sidra. Debéis saber que en Asturias se elaboran más de 40 millones de botellas de sidra, de las cuales el 70% se consume en la propia región. La sidra se bebe en más lugares del mundo, pero Asturias es el único en el cual se escancia. (Web Calle Gascona).



Nuestra ruta de estatuas está de enhorabuena, en esta calle encontraremos a La Gitana realizada por Sebastián Miranda en la parte alta y a La Guisandera realizada por Luisa Sánchez Ocaña en la parte baja.



Si queréis bajar la comida, recomendamos caminar hacia la Puerta de los Gascones y la antigua muralla medieval situadas al final de la calle.


MONUMENTOS PRERROMÁNICOS

Visita ineludible para todo turista que pone un pie en Oviedo es ver la Iglesia de San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Están situadas en el monte Naranco, a 3 km de la ciudad . 
La Iglesia de San Miguel del Lillo fue construida durante el reinado de Ramiro I (842-850) y sirvió como capilla real. Actualmente solo se conserva un tercio de su construcción original que corresponde al vestíbulo y el arranque de las tres naves.



A tan solo 300 metros está situada la iglesia de Santa María del Naranco, fue construida en el año 842 para ser Aula Regia de Ramiro I.  En el S XII, como consecuencia del derrumbe de la iglesia San Miguel de Lillo, se empezó a utilizar como iglesia. Tiene dos plantas abovedadas. La superior, destinada a ser el salón del trono, posee dos miradores situados en los laterales.



Para ver las iglesias se puede contratar una visita guiada por 3€ de martes a domingo. Los lunes la visita es gratuita (no incluye guía). 
El coche se puede dejar en un aparcamiento situado debajo de las iglesias y subir andando. 
Para completar la ruta del prerrománico asturiano aconsejamos visitar la Iglesia de San Julián de los Prados o Santullano, construida durante el reinado de Alfonso II (791-842).


SI OS SOBRA TIEMPO

En la calle Santa Ana (esquina con la Plaza de la Catedral) está situado el Museo de Bellas Artes. Recomendamos entrar y admirar obras de El Greco, Zurbarán, Goya, Murillo, Tiziano, Rubens, Picasso, Dalí o Sorolla entre otros. Lo mejor de todo es que la entrada es gratuita, así que no debéis desaprovechar esta ocasión (los lunes está cerrado, más información aquí).



CONCLUSIONES

Oviedo es una ciudad ideal para visitar con niños. Todas las calles del casco antiguo son peatonales, llanas, sin dificultad para transitar con sillas de bebés. Es una ciudad limpia, en la que habitan gentes amables que no dudarán en acompañaros si estáis perdidos. Las distancias son cortas, por lo que la ciudad se recorre dando un paseo. 



El parque San Francisco está situado en un lugar estratégico para dar diversión a los más pequeños antes o después de realizar la visita cultural. Y para hacer más fácil nuestra ruta turística, la ciudad tiene repartidas por casi todos los rincones unas 100 esculturas. A los niños les encantan, será divertido para toda la familia.   


INFORMACIÓN DE INTERÉS

Oficina de Turismo está situada en frente del Ayuntamiento. 
En el parque San Francisco hay una pequeña oficina municipal llamada el Escolarín.

POST RELACIONADOS


GRACIAS POR VISITAR TROTAJOCHES!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!