4.10.16

Que ver durante dos días en Quebec. Planes para niños.


Quebec está situada en la zona francófona de Canadá y como tal guarda la arquitectura, lenguaje y toques culinarios que nos recuerdan que hace tiempo los franceses se asentaron en este lugar. Está considerada como la ciudad más bonita del este de Canadá y dada su riqueza arquitectónica fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1985.


¿Qué podemos ver en Quebec?



La ciudad fue construida sobre un risco a orillas del río San Lorenzo, lo cual nos perite dividir el “viejo Quebec” en tres partes para organizar mejor la visita:


1- HAUTE VILLE                                

Esta zona se encuentra en la parte alta de la ciudad y está rodeada por 4,6 km de recinto amurallado. Parece increíble que tras esas murallas se encuentre un precioso entramado de calles con estilo parisino. Cabe decir que quedamos totalmente enamorados nada más atravesar la Porte Sant Louis.

Porte Sant Louis
Nuestra primera toma de contacto con esta arquitectura francesa fue la Rue Saint-Luis. No sé el tiempo que tardamos en recorrer la calle, todo nos parecía digno de ser fotografiado. La única pega que vimos es que no es peatonal. 


Ni que decir tiene que recomendamos perderse por las demás calles (la más famosa es Rue Saint-Jean) y deleitarse admirando las casas, iglesias, hoteles emblemáticos y pequeños rincones que componen este pedacito de Francia en Canadá. 

Plaza de las Armas (Place d’Arms). Fue el lugar más popular durante el régimen francés, ya que en ella se celebraban los desfiles militares y actos públicos. Destaca la fuente de estilo gótico situada en el centro y la estatua de Samuel Champlain, fundador de Quebec City.


Chatêau Frontenac. Justo al lado de la Place d’Arms se encuentra este Hotel que cuenta con el distintivo de ser el más fotografiado del mundo. Y damos fe. No sé las fotografías que hemos hecho al Chatêau Frontenac….cientos, desde todos los ángulos y a distintas horas del día y de la noche. En fin. Nos encantó.


Terrase Dufferin. Este paseo de madera fue construido en 1838 por Lord Durham quien otorgó este nombre en honor a Lord Dufferin. 


Hoy en día constituye un lugar imprescindible para pasear y admirar las vistas sobre el río San Lorenzo y la parte baja de la ciudad. Desde aquí se obtienen unas estupendas fotografías del Chatêau Frontenac. Aconsejamos pasear al atardecer. 


Cathedral de Notre Dame de Quebec. Es una de las más antiguas del continente americano ya que fue fundada por primera vez en 1647. Ha sido reconstruida y reformada en varias ocasiones, pero sigue conservando su estilo original. 


Justo en frente hay una bonita tienda de adornos navideños, no os la podéis perder.


Cathedral Holy Trinity. Primera catedral anglicana construida fuera de las islas Británicas. Fue inaugurada en 1804. 

Place des Tourangelles. No sé si es importante desde el punto de vista arquitectónico o cultural. El caso es que a nosotros nos encantó esta pequeña y coqueta plaza de estilo francés.


Museo de las Ursulinas. Es el primer monasterio ursulino y escuela femenina de Norteamérica y en su interior se puede admirar la estructura de vigas de madera original, capilla del Siglo XVIII, pinturas religiosas y obras de arte. Justo en frente se encuentra la Capilla de las Ursulinas que pertenece al monasterio. En este caso nos pasó lo mismo que con la Place des Tourangelles. El conjunto que forma el monasterio y la iglesia fue lo que más nos gustó.


2- BARRIO PETIT CHAMPLAIN O BASSE VILLE

Es la parte baja de la ciudad cuya situación a orillas del río St Lawrence hace que su encanto se incremente por momentos. 


Para llegar hasta aquí se puede hacer uso de un funicular situado en la Plaza de Armas, pero nosotros nos decantamos por descender por un tramo de escaleras que conectan directamente con la Rue Côte de la Montagne. No se nos hizo nada pesado. Si viajáis con sillas de bebé sí aconsejamos usar el funicular. Más info en la web funiculaire-quebec.

Calle Petit Champlain. Es sin duda alguna la calle más transitada de Quebec City. Fue construida por una antigua colonia francesa hace cientos de años, y eso se nota en su esencia. Ahora está repleta de restaurantes, galerías de arte y tiendas de artesanía, todas ellas decoradas de forma exquisita, guardando cierta armonía con sus orígenes.


La visitamos en dos ocasiones, por la mañana que estaba literalmente abarrotada de gente y por la tarde-noche que fue el momento en el cual pudimos ver con detenimiento el encanto que guarda.


Al final de la calle hay un fresco pintado en una pared donde han retratado eventos vividos en estas calles.


Place Royale. En esta plaza tuvo lugar el primer asentamiento francés en América ya que aquí se estableció Samuel Champlain en 1608. En ella se encuentra la Iglesia Notre Dame Des Victories Churc y en el centro un busto de Luis XIV, cuya mirada está orientada al puerto por ser el lugar de entrada a la ciudad. 


Ha sido restaurada pero sigue conservando el estilo original tanto en las casas como en el suelo adoquinado. Merece la pena sentarse en una de las terrazas y disfrutar del ambiente, sobre todo por la noche cuando apenas quedan turistas. Para nosotros es la plaza más bonita de la ciudad. 

Iglesia Notre Dame des Victories 
Mural of Quebecers. En un lateral de la Place Royale se encuentra este imponente mural que representa 400 años de historia de la ciudad de Quebec. En el se identifican figuras históricas tales como Félix Leclerc, Jacques Cartier y Marie Guyart.


Museo de la Civilización. Es el museo más importante en Quebec City y está compuesto por cinco museos que estudian la cultura y civilizaciones del mundo: Musée de la Civilisation, Musée de la Place Royale, Maison Historique Chevalier, Musée de L’Amerique Francophone y Centre National de Conservation et D’Etudes des Collections.


Viejo Puerto (Vieux Port). Durante el siglo XIX Quebec podía presumir de tener uno de los 5 puertos más grandes del mundo, así que con este dato nos podemos hacer una idea de la importancia que tuvo para el desarrollo de la ciudad. Hoy en día el puerto sirve también para acercar al turismo, ya que hasta el acceden numerosos cruceros.

Mercado del viejo puerto (Marché du Vieux-Port). Paseando de forma relajada por el paseo marítimo llegamos hasta el pintoresco mercado del viejo puerto. Nos gusta mucho ver los mercados de las distintas ciudades que visitamos porque es la mejor manera de palpar las costumbres de los lugareños. Este mercado está lleno de productos típicos, conservas caseras, fruta lista para comer servida en pequeños recipientes, bocadillos típicos, flores, semillas…etc. Un imprescindible durante un recorrido por Quebec.


3- FORTIFICACIONES Y GRANDE ALLÉ

La Citadelle. Esta fortaleza con planta de estrella está situada en lo alto del Cabo Diamante y fue el lugar desde el cual los franceses defendieron este lugar de los ataques. 



Actualmente es el cuartel de las fuerzas armadas y residencia oficial del gobernador general de Canadá. Así que el interior de La Citadelle solo se puede ver mediante visita guiada y no te puedes separar del grupo en  ningún momento (en esto son muy estrictos). El precio es de 16$CAD adultos y 6$CAD niños de 7 a 17 años. Hay una entrada senior y para estudiantes que cuesta 13$CAD. La entrada incluye también la visita al Museo Mililtar en el cual se alaban las victorias y participaciones del Royal 22 Régiment.


Durante el recorrido pudimos observar armamento militar, trincheras, la prisión que hoy alberga el museo del regimiento, un antiguo almacén de pólvora francés y hasta una pequeña iglesia. 


Colina Parlamentaria (Coline Parlementaire). Es una zona compuesta por los edificios del Gobierno, de entre los cuales destaca de forma indiscutible el Edificio del Parlamento que actualmente es la sede de la Asamblea Nacional. Justo en frente se encuentra la Fuente de Tourny.

PLANES PARA NIÑOS EN QUEBEC CITY

  • Beattlefields Park o Parque de los Campos de Batalla. Se puede decir que es mucho más que 103 hectáreas de hierba y pradera. Aquí se libraron importantes batallas entre los franceses y británicos, cuyo resultado fue la rendición del ejército francés (año 1759). Por ello este lugar se conoce también como Las Llanuras de Abraham. El caso es que no está demás que los niños corran por sus jardines y jueguen en este lugar. Recomendamos visitar la web para ver los eventos que tienen programados para verano porque en este lugar suelen celebrarse fiestas infantiles, conciertos y hasta fuegos artificiales. Está situado cerca de La Ciudadela. Web Beattlefields Park.
Beattlefields Park en el día de Quebec. 
  • Aquario de Québec. Además de tener 10.000 especies de animales marinos, los niños tambien podrán ver osos polares, morsas y focas. Dentro de las instalaciones hay zona de picnic, toboganes y área de juegos con agua. Está situado en el viejo puerto. Web Aquarium du Quebec.
  • Mega Parc. Son unas galerías comerciales que incluyen en su interior el mayor parque de atracciones bajo techo de la provincia. Tiene coches de choques, tiovivos, pequeñas montañas rusas y hasta pista de patinaje. A esto hay que añadir cines y restaurantes. Web mega-parc
  • Valcartier. Es un gran parque acuático que cuenta con 35 toboganes de climatizada, piscina de olas, parque de aventuras, rafting, un barco pirata y un sin fin de opciones más. También tiene la opción de alojarse en su interior en unas bonitas cabañas de madera. Está situado a 20 minutos de Quebec. Web Valcartier.

CASCADA MONTMORENCY

Todo aquel que visite Quebec ha de ver la cascada Montmorency situada a escasos 13 km del centro de la ciudad. Tiene 83 metros de altura y además de poder pasaear cerca del salto de agua, tendremos la oportunidad de caminar por un puente colgante situado encima de la cascada. 


Está ubicada dentro del Parque Chute-Montmorency y la entrada es gratuita. Pero lo que hay que pagar es el parking que cuesta unos 12$CAD. Si queréis evitar ese gasto podéis leer nuestro post "Como ver la cascada Montmorency sin gastar ni un dolar". En el os daremos algunos tips muy interesantes. 

NUESTRO ALOJAMIENTO

Normalmente buscamos alojamientos céntricos que nos permitan ir andando a todos los lugares de interés, pero en Quebec no encontramos ninguno a un precio asequible situado en la parte vieja con piscina. Y eso era un requisito imprescindible ya que Diego necesita su momento "piscinero" para divertirse durante las vacaciones.

Así que el hotel elegido fue Hotel & Suites le Dauphin situado a unos 7 km del centro. Tiene piscina, zona de juegos infantil y habitaciones grandes y confortables. Como hemos dicho el único inconveniente es que está bastante alejado de Old Quebec.


CONSEJOS PARA VISITAR OLD QUEBEC

La mejor manera de ver la parte vieja de Quebec es caminar y perderse por sus calles. Pero no temáis, todo está muy concentrado y relativamente cerca. Incluso bajar y subir al Barrio de Petit Champlain no supuso ningún esfuerzo adicional, ni siquiera para Diego. 
Como en todas las ciudades existen buses turísticos y carruajes de caballos que os hacen un recorrido por los puntos de máximo interés.


La oficina de turismo está situada en Rue Sainte-Anne (en frente del Chatêau Fontenac y cerca de la Plaza de Armas) y en ella pudimos coger todo tipo de información. La oficina está muy bien organizada y la atención fue excelente. Nada más entrar nos encontramos con un gran muñeco de  nieve que entendemos es la imagen turística de la ciudad. A los  niños les encanta. Ah, y tiene aseos públicos.  
En la web quebec region, podréis encontrar información práctica sobre Quebec City y alrededores y solicitar que os envíen documentación para planificar la visita.


El único inconveniente que tuvimos fue aparcar el coche en un lugar cercano a casco viejo. Nuestro hotel tenía un servicio de transfer gratuito para acercar a los huéspedes al centro, pero nosotros decidimos llevar el coche para tener más autonomía. !!! ERROR !!!
Hemos de decir que en Quebec es muy caro aparcar el coche, tanto en la zona azul como en los parkings (tienen un precio similar). Si vais solo por la noche sí que recomendamos hacer uso de la zona azul ya que a partir de las 9 es gratuito.
El segundo día encontramos un parking en la zona del puerto viejo (cerca del mercado) que estaba bastante bien, ya que pagabas una cuota diaria (18$CAD) y podíamos sacar el coche las veces que quisiéramos. Os aseguramos que fue lo más barato que encontramos, ya que una hora de estacionamiento suele rondar los 5$CAD o más.


El último consejo es disfrutar de forma pausada de esta preciosa ciudad, vivir sus atardeceres, deleitaros con la iluminación nocturna y respirar la esencia de sus gentes.

Gracias por visitar Trotajoches !!!!!

¿Tenéis alguna pregunta? ¿Queréis que os ayudemos a organizar vuestro viaje? Escribe y te contestaremos enseguida. 


2 comentarios:

  1. Qué bonito es Québec! Se nota la influencia francesa un montón! Por las fotos, parece una ciudad de Francia!
    Por cierto, Este verano dudamos entre ir a la Costa Oeste o la costa este de Canadá... Así que seguro que pronto cae Canadá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quebec es una ciudad preciosa y perfecta para recorrer en familia. Ya he visto vuestro viaje a la Costa Oeste y también lo tenemos pendiente. Es un gran destino.
      Un saludo

      Eliminar

Elige tu idioma

English French German Italian Portuguese

No te pierdas nuestros post !!!!